Paladio
English
Français

 

 

Imprimir

Cadena del producto

Estructura del mercado
Operaciones de transformación

Estructura del mercado

Los fundamentos del mercado del paladio son particularmente ajustados puesto que la oferta de paladio es extremadamente limitada. Las fuentes de paladio son muy escasas. De hecho, más del 90% de la producción mundial de paladio se concentra solamente en dos países: la Federación de Rusia y Sudáfrica. La Federación de Rusia por sí sola representa más de dos tercios de la oferta de paladio, lo que sitúa a este país en una posición de fijación de precios.

El paladio en la Federación de Rusia puede proceder de tres diferentes fuentes: la mina Norilsk Nickel, Gokhran (reserva rusa de metales y piedras preciosas) y el Banco Central Ruso. El monopolio propiedad del Estado, Almazyuvelirexport, se encarga de los cargamentos de paladio desde la Federación de Rusia.

La región Norilsk-Talnakh en la Federación de Rusia es el área de mayor producción, con la empresa minera NORILSK NICKEL como líder mundial de la industria del paladio. Sin embargo, la cantidad de paladio extraída por esta empresa ha estado lejos de satisfacer la demanda mundial, que ha estado creciendo tremendamente en los años noventa. Este déficit ha sido cubierto por las reservas del Estado.

Las minas Norilsk-Talnakh alcanzaron su mayor nivel de producción a finales de los ochenta. Sin embargo, a principios de los noventa la producción cayó debido fundamentalmente a los bajos niveles de inversión y a la menor capacidad productiva. Los grados de los metales del grupo del platino también fueron menores debido al agotamiento de los minerales de azufre masivos. Como resultado de los elevados precios del paladio a finales de los noventa, Norilsk Nickel está invirtiendo para mejorar la recuperación de metales del grupo del platino y conseguir incrementos en la producción de metales del grupo del platino refinados.

La Federación de Rusia es también el único país que ha mantenido reservas significativas de paladio, aunque se cree que su nivel ha caído de forma considerable. En realidad, el nivel de las reservas rusas de paladio es un secreto de Estado. Además, las políticas de exportación del gobierno ruso han influido fuertemente en la oferta mundial de paladio y en la volatilidad de precios.

La segunda área de gran importancia en la producción de paladio es el Complejo Bushveld en Sudáfrica, donde los metales del grupo del platino se extraen como productos primarios. El paladio se obtiene también en depósitos menores en Estados Unidos y Canadá. Las empresas mineras de Sudáfrica y América del Norte están desarrollando planes de expansión que darán lugar a futuros incrementos en la producción de paladio.

La industria de minería de platino es muy intensiva en capital. Las empresas mineras necesitan importantes cantidades de dinero para construir sus instalaciones y su supervivencia a largo plazo requiere fuertes sumas para poder financiar la exploración y la producción. La transformación del mineral en el molino y en la flotación y fundición, para formar una pasta que contiene los metales del grupo del platino, se llevan a cabo normalmente en las propias minas. El posterior refinado puede realizarse en la propiedad de la mina o en otros países.

Como resultado del boom en el mercado del paladio, se están desarrollando fuera de la Federación de Rusia, particularmente en América del Norte, nuevas minas y exploraciones. Se trata de una respuesta a la errática oferta rusa y los consiguientes altos precios del palacio. Hay una necesidad de diversificar fuentes de paladio y alejarse de la fuerte dependencia del paladio ruso. Además, con precios altos, es altamente beneficioso explorar y extraer paladio.

Operaciones de transformación

La minería del platino presenta dificultades extremas. La extracción, concentración, refinado y separación de los metales requieren procesos de gran complejidad que pueden durar hasta seis meses. Algunas veces, la extracción de los metales preciosos como el platino o el paladio es el principal objetivo de la operación industrial, mientras que en otros casos es un subproducto.

En el país de mayor producción de paladio, la Federación de Rusia, el paladio se obtiene como un subproducto del níquel y el cobre. La concentración, fundición y refinado de los metales de base se llevan a cabo en instalaciones en el complejo Norilsk-Talnakh. El combinado de fundición de Norilsk Nickel en la península Kola recibe una proporción del mineral de níquel de alto grado mientras que las pastas de metales del grupo del platino se envían a refinerías especializadas para obtener los metales puros.

 

 

Extracción

Normalmente la minería de metales del grupo del platino se realiza bajo tierra, aunque también hay minería a cielo abierto. La etapa de extracción es intensiva en trabajo. Los mineros perforan agujeros con martillos neumáticos manuales y los explosionan. Más tarde, se recoge el mineral y se transporta a la superficie. Generalmente, los grados de BIC (medida del contenido de metales del grupo del platino en el mineral) están entre 4 y 7 gramos por tonelada.

Una vez en la superficie el mineral se machaca y pasa por el molino para obtener partículas rocosas más pequeñas y descubrir los minerales que contienen los metales del grupo del platino. En un proceso de "flotación de espuma", estas partículas se mezclan con agua y reagentes especiales. Cuando se bombea aire al líquido resultante se obtienen burbujas, a las que las partículas que contienen los metales del grupo del platino se adhieren, y flotan hacia la superficie. El concentrado de flotación se separa como una espuma jabonosa. En este momento, el contenido de metales del grupo del platino varía entre 100 y 1000 gramos por tonelada. El material que no ha flotado pasa por un segundo proceso de molino y flotación para poder obtener la mayor cantidad posible de metales de grupo del platino.

Concentración

El concentrado de flotación, una vez seco, se funde en un horno eléctrico a temperaturas que pueden superar los 1500º C. Seguidamente, la pasta que contiene los metales de valor se separa de los minerales no deseados, que son desechados. Después se golpea la pasta periódicamente y se le sopla aire en los convertidores para separar el hierro y el azufre. El contenido de metales del grupo del platino de la pasta resultante de los convertidores es superior a 1400 gramos por tonelada.

Refinado

En la refinería de metales de base se separan el níquel, el cobre y el cobalto de los metales del grupo del platino por medio de técnicas electrolíticas estándar. En el proceso se obtienen residuos en los que los metales del grupo del platino están muy concentrados. La última fase de la producción de paladio requiere la separación y la purificación de los metales del grupo del platino, aparte del oro y de pequeñas cantidades de oro. Esta es la parte más difícil y minuciosa del proceso, en la que se combinan las técnicas de extracción de solvente, destilación e intercambio de iones. Finalmente, se obtienen los metales solubles, que se disuelven en ácido hidroclórico y gas clorino: primero se obtiene el oro y más tarde el paladio y el platino. Los metales insolubles son los últimos que se extraen.

Reciclado

El paladio se puede recuperar de gran diversidad de residuos después de su consumo. No hay ninguna técnica universalmente aplicable para reciclar y generalmente la técnica utilizada depende de la proporción de platino que haya en los residuos. La mayor parte del platino reciclado proviene del sector de catalizadores para automóviles. Normalmente, para fusionar el sustrato del catalizador y disolver los metales de grupo del platino, se funde a muy alta temperatura con hierro o cobre. De la aleación resultante se disuelven el cobre o el hierro y se extrae el concentrado de metales del grupo del platino, que se refina en un proceso similar al descrito anteriormente.

Imprimir